jueves, 21 de mayo de 2015

REFLEXION

                                                                                                                                                                         
        Gracias por estar aquí, siempre a mi lado, luchando, sin condiciones, in-
  cansable.
      Es triste tener que admitir que la vida nos hace fríos e indiferentes, tanto para
 que fluyan mas fácilmente las palabras ante una carta impersonal, pero que sale
 del alma, pensándote sintiéndote en el corazón......Aunque me cueste decírtelo de
 frente. Todo esto que escribo eres tu mi madre, mi ángel de la guarda.
                             
                                                     GRACIAS


 También heredé de ti la pasión por los dulces.....................pero los míos , no engordan.